Páginas vistas en total

martes, 26 de mayo de 2015

NUEVOS FORMATOS DESPLAZAN AL MP3

En la música han existido muchos formatos que han ido y venido a lo largo del tiempo, uno de ellos es el mp3, que surgió ya hace algunos años. Este tipo de formatos representaron la primera forma práctica de distribuir archivos musicales de buena calidad en internet. El mp3 pertenece a una clase de formatos de compresión de audio en las cuales la información de audio es descartada cuando el archivo o el streaming es creado. lo bueno de estos archivos es que saben que información tirar y con cual quedarse. La estrategia del mp3 es hacerse cargo de las frecuencias y la información que tenga menos probabilidades de ser escuchada o que sea menos importante en el audio. En general, los archivos mp3 funcionan muy bien, pero no funcionan perfectamente porque se pierde algo de la calidad de la canción.

Estos archivos eran muy populares cuando la calidad de la conexión a internet era mala y muy lenta. Pero ahora casi todas las personas cuentan con una conexión rápida a internet en la que descargan cosas pesadas en cuestión de minutos. Es por eso que existen mejores archivos de compresión que, aunque son más pesados que el mp3, tienen una calidad muy superior.

Ya pasó el momento del mp3
La estandarización del mp3 en todo internet ayudó a que la radio por internet se hiciera casi omnipresente, especialmente por los escuchas que podían escuchar varias estaciones sin tener que descargar varios programas para ello. Para las emisoras, los formatos mp3 hacen que no gasten tanto en su factura de internet.
De hecho, los podcasts les deben su existencia al mp3, el cual sigue siendo el formato preferido del medio aunque existen muchos mejores formatos.
Las razones que hacen popular al mp3 también son las razones por las cuales debe de dejar de utilizarse. Este formato permite guardar la música en nuestras computadoras con solamente el 10% del espacio que ocupaba un Cd, pero al mismo tiempo las computadoras se volvieron más potentes y aumentaron su capacidad de almacenamiento. Lejos de ser musicalmente perfecto, el Mp3 era lo mejor que podías encontrar en internet.
Actualmente, hasta el mismo Mp3 ha mejorado en los pasados 15 años ya que su software de compresión ha mejorado. Además, la distribución musical ha dado un nuevo paso al llegar a los 256-320 kbps en lugar de los 128 que daba el mp3, esta mejora resultó en mayores beneficios sin perder eficiencia en la conexión a internet.
Al mismo tiempo, los mp3 han ido siendo desplazados por nuevas tecnologías de compresión como el AAC. Aunque sigue habiendo una fuerte conveniencia en usar formatos comprimidos para transmitir música, el mp3 ya no es la mejor opción.

Ya no se necesita el mp3 para la compresión en la radio
Usar los archivos de comŕesión con algo de pérdida de calidad para el streaming musical y la radio por internet sigue siendo razonable y práctico porque hay buenas razones por las cuales los emisores y los oyentes quieren seguir teniendo una mejor conexión a internet. Para los emisores, les cuesta dinero llevar cada canción a los usuarios, y la diferencia de precios se alza mucho si en lugar de subir un archivo de 128 kbps se sube un de 1 mbps, y se incrementa aún más ya que estamos hablando de miles de escuchas diarios.
Los oyentes en dispositivos móviles quizás quieren reducir su consumo de datos, por lo que prefieren estos archivos de menor calidad para pagar menos a fin de mes. Aún estando conectados a una red Wi-Fi está compresión tiene mucho sentido, ya que disminuye el tiempo de carga, y esta disminución de calidad no se nota tanto en las bocinas o audífonos que no sean de muy alta calidad. Además, si muchas personas se conectan al internet en tu casas, agradecerás de que estos archivos sean de bajo peso para que no congestionar la red de su casa.
Pero esto de que no se necesita una gran calidad para la música no es un buen pretexto para usar mp3. Existen muchos formatos alternativos como AAC u Ogg Vorbis que ofrecen mejor calidad de sonido con los mismo tamaños de compresión.
La mayoría de los usuarios de la radio por internet están listos para cambiar de formato. La mayoría de las aplicaciones de audio soportan otros formatos como AAC. Además, muchos usuarios usan reproductores en línea que también pueden reproducir otros formatos. De igual modo lo hacen los dispositivos iOS y Android, por lo que no existe ninguna excusa para no cambiarse de formato.

Mejores alternativas para la radio por internet
Siendo realistas, mientras que la radio analoga Fm suena muy bien, las emisiones sólo ocasionalmente se acercan a la calidad de los cds. Hasta los formatos de mp3 de 256 kbps pueden cumplir con ese estándar. Sin embargo, el formato AAC se acerca notablemente a la calidad del cd con solamente 256 kbps, y otros como el AAC+ que están a 96 kbps se escuchan igual de bien que los mp3 de 256 kbps. Esto significa que el AAC reduce los costos del ancho de banda sin reducir la calidad de la música transmitida. Además de una mejor calidad que el Mp3, el AAC cuesta menos que un mp3. Esto es porque al tener un streaming en mp3 tienes que pagar una regalía anual de la que mucha gente no conoce. Estas regalías empiezan en los $2,000 dólares anuales, aunque las emisoras no comerciales y que no generan ingresos por anuncios están exentas de pago. Aunque el mp3 es usado gratuitamente y se siente así por el usuario promedio, sigue conteniendo tecnologías que están licenciadas bajo patente.
El formato AAC también tiene una tecnología patentada, pero la diferencia es que esta licencia señala explícitamente que es gratuita para las emisoras.

¿Por qué sigue dominando el mp3?
Teniendo en cuenta todas las razones anteriores, la única razón por la cual el mp3 parece dominar la radio por internet es por mera tradición. El soporte para AAC es casi tan extenso como el mp3 y cuesta menos. La diferencia es que casi todos los mp3 cuentan con un gran reconocimiento del nombre y las emisoras no quieren cambiar algo que todavía les sirve bien.
Pero para ser claros, a la gente no le interesa en que formato transmitas siempre y cuando les llegue con buena calidad de sonido. Es por eso que muchas emisoras no se preocupan por el formato y solamente suben sus canciones a la red.
A muchas personas les gustaría que las estaciones de radio por internet pusieran música con la calidad de un cd. Pero estos formatos gastan mucho más ancho de banda (de 5 a 10 veces más) lo que genera un costo mucho más alto. Además, el soporte para un archivo de calidad de cd es menos universal que el AAC.
Los servicios de streaming usan distintos formatos de música. Beats y iTunes Radio usan AAC, al igual que Rdio y Pandora. Rhapsody ha usado tanto AAC como mp3 en el pasado, mientras que Spotify usa Ogg Vorbis, y Google Play Music y Amazon Prime Music siguen usando Mp3. Aún así todas estas empresas suenan casi iguales en los casos de los suscriptores de pago, ya que a ellos se les da los mejores archivos disponibles.
Recientemente algunos servicios de streaming como Tidal y Deezer Elite usan archivos de calidad de un cd. Aunque estos servicios cuestan un poco más, vale la pena apagarlos si se cuenta con unos audifonos o bocinas en donde ese cambio vaya a notarse mucho.

La guerra entre AAC y Mp3
Las buenas noticias es que los formatos AAC están desplazando al Mp3, debido a su calidad superior de sonido con un ancho de banda pequeño. Para las plataformas de streaming que usan AAC esto se traduce en menos gastos en ancho de banda con una mejor calidad musical.
Aún así, siguen existiendo muchísimas estaciones de radio por internet que solamente ofrecen mp3, comúnmente con un sonido de muy mala calidad. Estas estaciones podrían operar con una mejor calidad con un coste igual, o incluso menor del que tienen ahora.
La radio por internet puede y debe sonar bien y las estaciones de radio prosperarán solamente si usan estas nuevas y mejores tecnologias auditivas.

redacción/radioNOTAS

lunes, 18 de mayo de 2015

Lo mejor de las Artes visuales en el museo de Arte Moderno MAM



Continúan abiertas al público unas cinco exposiciones de los mejores exponentes de las artes visuales del Perú, Argentina, Puerto Rico y República Dominicana en las instalaciones del Museo de Arte Moderno (MAM), dependencia del Ministerio de Cultura.

“Imalabra”, de Antonio Martorell (Puerto Rico);  “La palabra de Perú”, de Daniel Mordzinski (Argentina), la cual reúne fotografías de escritores peruanos); “Noche cerrada”, de Ricardo Wiesse (Perú); y “Mitología Nazca”, del artista francés Gilbert Kieffer; y “Partículas que piensan”, de Pedro José Gris, (República Dominicana),  se encuentran distribuidas en las instalaciones del MAM.

La exposición  “Imalabra”, una propuesta que reúne una colección de cuarenta y cinco años de producción plástica del artista Antonio Martorell, en solitario y con sus amigos, se encuentra en el segundo nivel del MAM.
“Martorell propicia una exposición enfocada en el artista  como comunicador, lector y dibujante, diseñador y grabador, performero y escritor; prefiere llevar sus múltiples acciones y reacciones en formas y soportes variados, explica el curador Humberto Figuereo.

También en el segundo nivel, el fotógrafo argentino Daniel Mordzinski exhibe “Las palabras del Perú”, de la cual dijo durante su reciente visita al país que siempre es un placer visitar a la República Dominicana y que en esta exposición hablamos de una literatura viva y dinámica, variada y compleja hecha por hombres y mujeres de tres  generaciones.

Otra interesante exposición es la de Ricardo Wisse, “Noche cerrada”, donde unos 26 temas y variaciones describen la experiencia de la pérdida que conduce a predios oscuros, privados de color, donde el inconsciente dicta y agrupa signos quebrados sobre el negro mate insondable.

Para Amable López Meléndez, curador jefe del Museo de Arte Moderno, Pedro José Gris en “Partículas que piensan” utiliza materiales y recursos expresivos que, en primera instancia, revelan el carácter poético, instintivo y experimental de su práctica creadora.

“Tela, papel, cartón, cartulina, óleo, acrílica y pastel, al mismo tiempo que se arriesga hacia el abismo iluminado de lo incierto, abraza con admirable pasión la gestualidad de la pintura de acción”,  sostuvo López Meléndez.

La muestra de Gilbert Kieffer, resultado de su experiencia y contacto con las culturas prehispánicas, presenta su colección de obras digitales basadas en la mitología Nazca, que a su juicio, hacen revivir las energías espirituales de los signos de las civilizaciones del pasado, en un entorno contemporáneo, haciendo usos de materiales como el metal, el cromo y el cristal para llamar la atención mediante construcciones 3D presentadas en canvas y cajas luminosos.

En el Sótano podrán disfrutar de Arte y naturaleza: Nueva lectura del Bosque y la Selva del artista español nacionalizado dominicano Antonio Prats Ventós.  Mientras que en la tercera planta se encuentra la Colección Permanente  del MAM.

Las exposiciones  permanecerán  abiertas  de martes a domingo, en horario de 9:00 a.m. a 5:00 p.m., en el Museo de Arte Moderno de la República Dominicana, localizado en la Av. Pedro Henríquez Ureña, Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte, en Santo Domingo.

domingo, 17 de mayo de 2015

Apoyemos Nuestra Bienal Nacional de Artes Visuales No. 28

Desde la creación por el Estado Dominicano de la Bienal Nacional de Artes Plásticas en 1942, los artistas  hemos acogido este espacio del arte nacional como una legítima e histórica conquista cultural y como la principal plataforma de exposición, investigación y promoción del arte dominicano.

Este evento posee una hermosa y tensa  historia, cuya continuidad ha redundado en el reconocimiento y legitimación de lo mejor de la historia del arte nacional, expresándose en la más concreta ruta para la consagración de vidas enteramente entregadas a la creación artística.

Sin embargo,  este evento a raíz de su transformación en una  Bienal Nacional de Artes Visuales, inició la incorporación de otros géneros con el reconocimiento de nuevos lenguajes, generado a la luz de nuevos desafíos técnicos y creativos. Ante la premisa anterior,  los organizadores de la Bienal, fueron incluyendo poco a poco, el performances y las acciones plásticas, así como el video-arte, y expresiones multimediales como la instalación, con plena autonomía en estilo y contenidos.

Posterior a los momentos luminosos de su reactualización histórica, en 1979, se incluyó la fotografía como género igualitario y equivalente a todas las demás expresiones de las bellas artes; deviniendo en crisis radical en 1998, cuando la dirección de la Galería de Arte Moderno, como se nombraba para entonces al Museo de Arte Moderno, eliminó el carácter concursivo de la Bienal, quebrantando de manera dramática la dilatada tradición histórica de este trascendental evento artístico y cultural.

La evolución de nuestra Bienal, devino en  aciertos y desaciertos en los esquemas de organización de la Bienal, encaminándose a hacia un derrotero, que fue diezmando la participación de talentosos artistas, logrando de ese modo que en nombre del denominado “arte actual”, sectores ideológicamente interesados convirtieran  expresiones como el performance, las instalaciones y el video-arte en formas de producción estética dominantes,  como “el único arte de nuestro tiempo”, en claro desmedro de las demás formas de creación artística, algo totalmente alejado del real fundamento de la evolución y teoría  del arte  y la estética contemporánea.

¿O es acaso, que estas expresiones de las artes visuales no poseen validez y contemporaneidad?; ¿O es que por ser géneros del arte fuera del marco del esnobismo, deben ser desterradas del derecho a la libre contemplación y goce estético que es inherente a toda expresión artística de calidad?.  Consideramos que el arte no tiene formas de expresión favoritas, ni en tiempo ni espacio, para expresar lo contemporáneo.

La pasada 27 Bienal Nacional de Artes Visuales, llamó la atención a sectores sensibles de nuestro sector a reaccionar ante el propósito expreso de afectar la naturaleza y esencia histórica de este evento de las artes. Por suerte, los resultados del Foro consultivo “Repensar la Bienal Nacional de Artes Visuales”, realizado en el Museo de Arte Moderno en septiembre del 2014,  y convocado de manera expresa por el Ministerio de Cultura, arrojó un rico caudal de informaciones reflexivas sobre las inquietudes generales de los más variados sectores artísticos con incidencia directa en la organización y observación del evento.

Nuestra Bienal de Artes Visuales debe permanecer con la vitalidad, diversidad  de expresiones y pluralidad que la han caracterizado. Aprobamos que el Estado dominicano continúe actúe siendo garante de la libre participación de los artistas, sean estos procedentes de los centros urbanos, rurales o de la diáspora; estimulando el trabajo creativo en las diversas  vertientes del arte, para que la Bienal,  sea y siga siendo el escenario por excelencia para la proyección y legitimación del talento y la creatividad de nuestros artistas.

Seguros de que estamos ante un gran esfuerzo cuya iniciativa contribuye a conjugar la libre capacidad creadora de los artistas dominicanos, expresando las diversas manifiesten del arte, con un escenario que históricamente nos ha pertenecido. Por esta razón, exhortamos con plenitud y confianza a todos los artistas visuales del país, tanto de la capital de la República como de las demás provincias del país y de la diáspora, a participar masivamente en la 28 Bienal Nacional de Artes Visuales; con la seguridad  de que el próximo 16 de agosto nos estaremos encontrando en un gran espectáculo lleno de esperanza, con espíritu crítico y con el sello claro de que con ello, estamos haciendo de esta 28 edición de la Bienal un justo y merecido reconocimiento al Maestro Fernando Peña Defilló.
 

Tertulia:El Paisaje en la obra de Fernando Peña Defilló